por fra spa eng
Quinta de Santa Isabel    Inicio  Alojamiento   Exterior   Historia   Contactos
alt

Bienvenido à la Quinta de Santa Isabel


A siete kilómetros de Chaves y solo cinco de la frontera con España, se encuentra la aldea de Santo Estêvão, con su Castillo Medieval que vio D. Sancho I casar su hija, la Infanta D. Teresa, y se convirtió Capital del Reino en lo tiempo de D. Afonso III. Fue en el Castillo de Santo Estêvão que, en vísperas de casar D. Dinis, durmió la que un día seria Reina Santa Isabel.


La Quinta de Santa Isabel, en el umbral de esta aldea donde los reyes del inicio de la Historia de Portugal vivieron, es una construcción medieval, manteniendo la traza característica de las casas rurales de la época, con las tradicionales verandas cubiertas donde en otro tiempo secaba la cosecha y era deshojado el millo.


El Turismo Rural de la Quinta de Santa Isabel es constituido por cinco apartamientos con capacidad por 2 a 6 personas, amueblados en estilo rústico, con chimeneas y todo el conforto, disponiendo cualquiera de una cocina equipada.


Hoy, en la Quinta, después del jardín en el inicio de la encuesta, se sitúa una viña vieja donde se pueden apreciar nobles castas de uva de mesa que el sol blando en la vertiente virada a poniente va endulzando. En la parte cimera de la Quinta, una fresca y densa mata de pineros y carvallos entrecortada por peñascos de granito invitan a tranquilas caminadas.


La región tiene una grande oferta de estancias termales, situadas a lo lungo de la sierra transmontana. Las aguas calientes de Chaves y gaseosas de Vidago se sitúan a solo algunos kilómetros de la Quinta. La descubierta de la sierra granítica puede ser aún más enriquecida con la visita a los restaurantes donde se puede apreciar la rica cocina regional.


rodape